Por Carlos Manuel – (Adelante)
Desde que los gobiernos de diferentes países han tomado la iniciativa de incluir a la comunidad homosexual como parte de sus sociedades, las secretarías de turismo han trabajado fuertemente para poder tener atracciones y eventos que puedan incluir a la gente gay de sus propios países y de otros.
Con el deseo de tener una economía estable, diferentes países buscan maneras de atraer el turismo a sus naciones. Muchos de esos países no solo tratan de atraer a turistas en general, sino también al turista gay, creando campañas exclusivas para este sector tan nuevo y tan “lleno de dinero.”
Con tanta competencia y con tanta oportunidad me pregunto, ¿a dónde van los gays de vacaciones? Y ya estando de vacaciones, ¿cómo son tratados? Estas preguntas, claro está, no son fáciles de responder, pero sí existe alguna manera de saber a dónde va la gente gay de vacaciones y que países no deberían visitar, ya sea porque no son bienvenidos o porque como comunidad gay, necesitamos tomar decisiones personales y políticas de no dar nuestro dinero a países que no nos aceptan.
Según un reporte internacional de turismo, el cual se publicó a principios del año, el país con más atracción al turista gay es Argentina. Esto se debe a que el cambio monetario favorece al turista y porque una línea de cruceros gay comienza su recorrido en Buenos Aires y termina en Río de Janeiro. Otra razón se debe a que una compañía de Barcelona inauguró el primer hotel exclusivamente gay en Buenos Aires y porque la ciudad ha dedicado mucho tiempo, dinero y esfuerzo para atraer el turismo gay.

boda gay


El segundo centro con más turismo gay es la ciudad de Miami en Florida, seguido muy de cerca por la ciudad de San Francisco, California. Claro está que existen otros países como Italia, Francia, España, Irlanda, Suecia, México y Canadá entre otros.
Debe aclararse que la gente gay sale de vacaciones a todas partes del mundo, pero no todos los países tratan de atraer a este sector turístico. El ejemplo está con Jamaica que recientemente estuvo en las planillas de noticias porque más de dos mil personas se reunieron para atacar a una pareja gay, porque en ese país las cosas de ese tipo no se permiten. Así que tratar de ir a Jamaica de vacaciones no es bueno. Y aunque no todos los países reconocen los derechos homosexuales y/o el matrimonio gay, hay países que tratan de una manera un poco menos obvia, abrir sus puertas al turismo gay.
México, por ejemplo, a pesar de que es un país sumamente conservador y homofóbico, tiene lugares de atracción turística gay, tales como Acapulco, Cancún, Guadalajara, y la misma capital. Otros países europeos como Bélgica y Holanda ofrecen infinidad de turismo y atracciones gays. (Y eso sin mencionar a los hombres guapos) Y, en caso de que no lo sepas, Cuba es un país sumamente lleno de atracciones turísticas gays que no los anuncia por la Internet u otros medios debido a su política. Sin embargo, La Habana es una de las ciudades con gran entretenimiento gay y con gran libertad al respecto.
Existen infinidad de países y lugares locales donde uno, como gay, puede irse de vacaciones. Lo importante es saber a donde quiere ir uno, saber si ese lugar es algo que valdrá la pena, y saber cómo llegar y sobrevivir en ese lugar.
Con el hecho de que la Internet es un medio utilizado por todo mundo, lo único que ahora se necesita es un poco de tiempo para buscar países y lugares donde ser gay es bienvenido. Al mismo tiempo, la Internet sirve para buscar todo tipo de información en cuanto al turismo gay y cualquier país del mundo.
Recuerda, estamos en todas partes y como tales, alguien va a tener información en cuanto a una playa, una ciudad, un lugar turístico, y en cuanto a todos los antros, hoteles, bares gays, y hasta las zonas de ligue.
Lo importante es buscar e informarse. Yo, en lo personal, viajo a lugares (y países) donde la homosexualidad es aceptada completamente. De esta manera no solo ayudo a la economía de esos países sino que también actuo de una manera política. Pero aunque no quieras actuar de una manera política, lo importante es que busques y te informes de los mejores lugares para pasarte unas buenas vacaciones, ya sea con tu pareja (si es que tienes a alguien), con tus amigos o solo.
Así que ya sabes. Las próximas vacaciones que sean lo más gay que puedas tenerlas, pero siempre con precaución y cuidándote. Lo importante es divertirse, descansar, sentirse seguros y protegidos, y darle vuelo a la hilacha.

Fuente: SentidoG.com