VALENCIA, España (AP). — El papa Benedicto XVI llegó ayer a España, donde destacó la importancia de los valores familiares tradicionales, al comienzo de una visita a un país que ha disgustado al Vaticano por instituir reformas liberales, incluido el matrimonio homosexual.

El Papa defendió la postura de la Santa Sede sobre el matrimonio como una unión entre hombre y mujer. En declaraciones emitidas justo después de su llegada, Benedicto dijo que “la familia es una institución insustituible, según los planes de Dios, y cuyo valor fundamental la Iglesia no puede dejar de anunciar y promover para que sea vivida siempre con sentido de responsabilidad y alegría”.

Leer más…