En Maryland grupos a favor de la familia apelan contra un plan de estudio que enseñará un punto de vista favorable de la homosexualidad.
Grupos a favor de la familia en Maryland anunciaron su intento para someter una apelación contra la junta escolar de Maryland que apoya un programa educativo sexual homosexual.
El anuncio llegó en respuesta al planteamiento de 17 páginas publicado el mes pasado por la junta escolar del estado de Maryland en el cual expresaba que no había nada ilegal dentro del nuevo plan de estudios y que no iba a interceder con la junta del sistema escolar del condado de Montgomery.
La nueva política enseñará un punto de vista favorable de la homosexualidad, transexualidad así como cómo utilizar un condón, ha creado un profundo malestar entre grupos pro-familia que crían a sus hijos de acuerdo a su fe cristiana ven este acto como adoctrinar a sus niños con influencias negativas. Los padres opuestos a este plan de estudios se sienten con el derecho como padres de decidir lo que debe aprender su niño, especialmente si va contra su educación.

boda gay


«Me impresionan principalmente la oposición firme de estos grupos a favor de la familia a este plan de estudios indigno y peligroso para la vida de la sexualidad», explicó Richard Thompson, presidente y jefe del consejo de Thomas More Law Center, que someterá la apelación. «El Law Center hará todo lo que podamos para ayudarles en su lucha».
El controversial plan de estudios planea introducir un curso de 90 minutos como parte de las clases actuales de salud. En el otoño, ambos grupos de octavo y décimo grado aprenderán sobre las diferentes orientaciones sexuales que existen y a aceptar las diferentes alternativas de vida. A los estudiantes de décimo se les mostrará un DVD que les mostrará cómo utilizar correctamente un condón.
El curso será obligatorio y por esta razón muchos padres están en desacuerdo. La junta escolar del estado había explicado eso y aunque los padres tienen derecho a la educación de sus niños, ese «derecho no es absoluto». «Debe inclinarse al deber del estado para educar a sus ciudadanos», escribió la junta.
El abogado de The Law Center con la ayuda de Juan R. Garza, que ha estado involucrado en la lucha del plan de estudios por varios años, llevará el reglamento de comisión del estado a la corte de circuito del condado de Montgomery donde procurarán conseguir que sea devuelto. Los abogados han enumerado cuatro puntos que señalan que hacer este plan de estudios sería ilegal.
Primero, enseña que la homosexualidad es “natural,” lo cual todavía no está probado. En segundo lugar, enseña que el sexo anal es justo otra opción sexual sin amonestar a los estudiantes sobre el riesgo creciente a HIV/AIDS. Después, la clase puede hacer que los estudiantes con creencia religiosa o tradicional luzcan como “homo fóbicos”. Finalmente el curso enseña que el transexualismo es otra orientación sexual, pero los abogados argumentan que se haya clasificado como desorden mental.
«Este plan de estudios está lleno de inexactitudes y va en sentido contrario a la política educativa sana, no debe ser enseñado en la escuela pública» dijo Edward L. White III, del Law Center. Los abogados de la junta de apelación abogarán por un plan de estudios responsable y representarán a los ciudadanos de los grupos a favor de la familia, los padres y amigos de Ex-gay y los Gays, y la red del líder de la familia durante el proceso legal.
El juez de la corte de apelación puede conceder que la clase se detenga hasta que logren una decisión sobre el nuevo plan de estudios. Si la corte de circuito del condado de Montgomery mantiene la decisión expresada por la junta de educación del estado de Maryland, los representantes de Law Center ya han decidido llevar el caso el tribunal de apelación de Maryland. los líderes a favor de la familia también están preocupados que si el plan de estudios pasa, éste trascienda a otros condados en el estado.

Fuente: cristianos.com