bodas-homosexuales-estados-unidos.jpg

 

Se calcula que hasta un total de 9.500 millones de dólares podrían suponer los beneficios para la economía norteamericana, caso de que se legalizara totalmente en todos los estados miembros el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Según los datos del Williams Institute se cree que prácticamente la mitad de las parejas se casarían en un plazo de tres años, y aunque también se ha llegado a la conclusión de que las parejas homosexuales gastan aproximadamente en las ceremonias un 34 % menos que las heterosexuales, el gran incremento de bodas en todo el pais, supondría un auge enorme en toda la infraestructura que existe en la actualidad en torno al mundo de las celebraciones matrimoniales.
En la actualidad, se calcula que en Estados Unidos existen casi ochocientas mil parejas homosexuales. Ante ésto, solo hay que imaginar un poco y nos daremos cuenta del auge en cuanto a puestos de trabajos y servicios necesarios que se crearían a raiz de una nueva ley que permitiera en todos los Estados Unidos las uniones homosexuales.  Por ejemplo, los gastos en regalos se podrían remontar a 3.400 millones de dólares. A ésto habría que añadir los gastos de catering y recepción, que supondría aproximadamente unos 1.600 millones de dólares. La música representaría 313 millones; los trajes, flores, transportes, ceremonias, etc. supondría también unos 9.500 millones de dólares. Después vendrían además los gastos de luna de miel (694 millones), joyería (502 millones), vídeo y fotografía (554 millones), anillos de compromiso (444 millones), etc.
Como podeis comprobar, las bodas gays pueden ayudar también a superar la crisis y a crear nuevos puestos de trabajo y más buenos servicios. Sería bastante práctico para los norteamericanos dejar a un lado en estos tiempos que corren ese férreo sentido de la moral tan particular que tienen y tener en cuenta opciones nuevas e interesantes como la de permitir en todos sus estados los matrimonios homosexuales. Posiblemente el ciudadano medio estadounidense lo agradecería.