Ha abierto sus puertas en Buenos Aires el primer hotel gay de América Latina, y el segundo del mundo, después del Hotel Axel de Barcelona, de la misma cadena. Según explicó a Radio Nederland Santiago Ruiz, gerente general del Hotel Axel Buenos Aires, este proyecto ha sido muy bien acogido en la ciudad.

“Vimos que Buenos Aires era una ciudad abierta, que tenía todos los requisitos que una ciudad debe tener para tener un Axel Hotel, en cuanto a tolerancia y en cuanto a la sociedad de Buenos Aires, muy abierta, que estaba preparada para acoger el proyecto, y también por el continuo crecimiento de la llegada de turistas”, fueron las razones que llevaron a los responsables del la compañía a elegir la capital porteña como nueva sede.
El simple hecho de que exista esta idea de hotel es, según su gerente general, prueba de que existe una demanda real. En los últimos años el turismo gay ha ido aumentando, hasta suponer ya el 20% del turismo de Argentina. En los hoteles tradicionales, las parejas homosexuales, comentó Santiago Ruiz, “no se sienten tan cómodas como les gustaría. Siempre hay alguna mirada o algún comentario que se escucha cuando no se debería escuchar”.

“Nosotros sabemos qué es lo que buscan, les damos un ambiente distendido, tenemos un equipo de personas que están seleccionadas bajo unas premisas importantes, como son personas tolerantes, con respeto, cultas, cosmopolitas y, bueno, proporcionamos el ambiente ideal para que ellos se sientan cómodos. Yo creo que esa es la clave del éxito”, añadió Santiago Ruiz. Esta es, además de un estilo y una estética muy cuidados, una de las características que los diferencian del resto de hoteles.

No obstante, a pesar de su definición como “hotel gay”, el hotel Axel abre sus puertas a todo el mundo: “nuestras acciones comerciales fuertes van dirigidas al público gay, si bien todo el mundo es bienvenido, porque obviamente no preguntamos a nadie cuales son sus preferencias sexuales a la entrada.”

Fuente: informarn.nl