regalo-sanvalentin.jpg

Para demostrar nuestro amor a nuestra pareja uno de los regalos más recurridos de todos los tiempos es el Oro. Dicen que un diamante es para siempre pero más o menos ocurre como el oro, una joya es un recuerdo imperecedero del amor que sentimos hacia otra persona.

En ocasiones especiales como los aniversarios, el año nuevo o San Valentín puede ser el momento de plantearnos hacer un regalo inolvidable y en esta ocasión nuestra mejor elección puede ser regalar alguna joya de oro, plata, diamantes o otras piedras preciosas para recordarle siempre a nuestra pareja el amor que sentimos hacia ella.

Podemos encontrar verdaderas preciosidades en anillos, colgantes, pendientes en marcas con un diseño arrebatador como los que hace la firma Tous.

Últimamente para los amantes de los piercings se están imponiendo multitud de bonitos diseños especialmente en oro (que es mejor para la piel) con pequeñas incrustaciones de piedras preciosas. Esto puede ser un bonito detalle para disfrutar en la intimidad cuando los piercing se colocan en zonas donde sólo las puede disfrutar nuestra pareja.